An Open and Connected Course for Faculty Development

El protagonista es el alumno, no el profesor.

--Originally published at Mi Blog...Jessi IR

Cuando sueltas el control con la seguridad de que nada pierdes estás haciendo las cosas bien.

Creo que en ese sentido giran los miedos de muchos de nosotros los profesores al querer depositar al alumno la responsabilidad de indagar por cuenta propia y que sean ellos los constructores de su conocimiento. 

¿Cómo evaluar mi desempeño como profesor sin la dinámica tradicional de te explico y te evalúo lo que expliqué? Romper el esquema unidireccional de la docencia no es fácil pero cuando se logra dar el paso los resultados apuntan hacia más de lo que imaginamos. Porque estoy segura de que en este movimiento de saberes los alumnos encuentran muchas posibilidades de potenciar sus habilidades y entonces aquellos alumnos acostumbrados a recibir y que seguramente son muy buenos, se encontrarán ante un nuevo reto... Dar en vez de esperar. En el camino habrá alumnos que les guste leer, navegar, producir en lugar de estar sentado copiando y resolviendo, ellos se sentirán en el ambiente propicio para adquirir el conocimiento, quizá de la otra forma estaban atrapados y de allí los resultados menos exitosos.
El protagonista es el alumno, no el profesor.

¡Por todo esto me siento muy entusiasmada, muy emocionada! Porque tengo mucho tiempo trabajando por ese color y sentía que nadie me entendía... Jajajaja. Tengo 18 años en la docencia, caminando entre todos los niveles educativos, desde maternal, preescolar, primaria y secundaria.
Y he visto de todo un poquito; experiencias donde el sistema obligaba a los padres a realizar las tareas de los hijos, buscar maestros particulares y hacer de todo con tal de conseguir a como de lugar que los hijos lograran los resultados de excelencia y al final lo conseguido en algunas ocasiones, niños con una memoria extraordinaria por meterse a la cabeza un temario impuesto por el profesor que le aseguraba el 100 tan anhelado y costeado por los padres, abuelos, tíos....
El protagonista es el alumno, no el profesor.
.

 También recuerdo aquellos compañeros con las manos embarradas por barro y niños sonriendo construyendo el saber desde la vivencia... Y ahora me encuentro en una nube de clic, clic y ting ting ... que me fascina, que me conecta con un mañana que ya esperaba, porque ahora me toca participar de manera diferente... Planeando en función de lo que quiero que ellos PLANEEN... I like, i like!

Por cierto ya intenté mi primer Flipped Classroom y acabo de recibir un mensaje de una alumna. Lo compartí por Twitter y en él me dice que le entendió y a juzgar por los emoticones la siento muy feliz.
Gracias....