An Open and Connected Course for Faculty Development

FL Pilar 4: Professional  Educator

--Originally published at Guillermo Pérez Peralta

Nuevamente mi cabeza se Flipea!!!  

¿Como profesores somos educadores o facilitadores?  Para nosotros los maestros Tec 21 es claro que somos facilitadores e inspiradores pero, … ¿Cómo nos ven los alumnos? Definitivamente esperan que seamos educadores, es decir que proporcionemos toda la información, ellos aprenderse lo que dijimos y con eso pasar el examen. Ahí viene el primer choque que hay que soportar con los cuatro pilares, pero donde sobre todo debemos de ser un profesional como maestro; ya que ahora necesitamos trabajar más de cerca con nuestro jardín para lograr que los frutos crezcan y maduren.

Flipped Learning desde el punto de vista del alumno suena a recreo, a trabajo si  quiero o no;, al fin trabajo en mi espacio y nadie me esta fiscalizando y, también suena a que el maestro nos esta pasando su trabajo. El no hace nada y todo lo hacemos nosotros; así que entonces que vamos a aprender de ese maestro.  Aquí es donde se tiene que sentir la presencia de un maestro profesional e inspirador; es decir, inspirar a que estudien,  preparar muy, pero muy bien el material a manejar fuera de clase y por lo tanto en base a la flexibilidad generar una cultura de aprendizaje, con un contenido bien intencionado y con actividades muy bien estructuradas para el tiempo en el aula. Ese es realmente el reto del maestro profesional. 

Cuando tenemos muy claro el conocimiento del tema, porque lo hemos preparado e incluso porque lo hemos vivido, es muy fácil pararse enfrente de los alumnos y hablar de ese tema. ¡Nos hemos ganado el derecho de hablar! Y podemos incluso usar solo nuestra voz sin ningún material de apoyo o, un pintaron o rota folios y plumones. Tenemos el control del conocimiento, lo sabemos y lo aprovechamos; pero ¿realmente logramos un aprendizaje adecuado en nuestros alumnos? Después de Flipped Learning,…¡NO!

Al abrir el ambiente y permitir que el alumno estudie donde quiera, e incluso de manera colaborativa con compañeros y expertos, espero que nuestros alumnos lleguen con muchos conocimientos, incluso hasta con información que no conocemos, y es ahí donde como profesionales de la educación, debemos trabajar con ellos como facilitadores y aprovechar al máximo como grupo toda esa información y experiencia.

Realmente el maestro que usa Flipped Learning debe prepararse mucho, incluso más de lo normal ya que puede llegar a enfrentarse con un grupo de expertos en el aula, lo cual obliga a manejar estrategias diferentes para cada grupo e incluso para cada integrante del salón. Y el astro debe estar dispuesto a aprender también.

La exigencia es tremenda y el reto es realmente una oportunidad de crecimiento para todos!!!

Gracias Flippee Learning por exigirnos mas por el bien del correcto aprendizaje de nuestros alumnos.

Guillermo Pérez – 10 marzo 2015